Que NO hacer en llamadas de telemarketing

Creado por Brigitte Aranda


Creado el día Septiembre 16, 2015.



El telemarketing o telemercadeo es el proceso por el cual un asesor utiliza algún medio de comunicación, generalmente el teléfono, para promocionar o vender productos o servicios de manera masiva.

A pesar de que es un proceso de ventas como cualquier otro, la mayoría de las veces los asesores telefónicos utilizan excesivas tácticas de convencimiento o técnicas agresivas para que la otra persona termine cediendo y comprando lo que sea.

La mayoría de las personas cometen errores fáciles que los llevan a recibir más llamadas. A continuación presentamos las cosas que tienes que evitar:

  • No cuelgues el teléfono inmediatamente. Esto dará por resultado que el asesor telefónico interprete la llamada como “no contestada” y te vuelva a llamar hasta que logre una conversación contigo.
  • No platiques con el asesor de ninguna manera. Esto le dará la falsa de esperanza de que solo necesitas un poco de convencimiento y de que realmente estás interesado en el producto. No hagas preguntas. No expliques por qué no te interesa el producto o servicio. No te muestres empático o conforme con lo que te dicen.
  • No te muestres extremadamente enojado con el asesor. Recuerda, la computadora eligió tu número, no el asesor. Gritarles porque ya has recibido la misma llamada, no hará que te entiendan o tomen en cuenta tu caso, lo más probable es que vuelvan a poner tu número en la lista de espera para que alguien más te vuelva a llamar. Si el asesor es grosero o te falta al respeto, puedes decirle que quieres hablar con el gerente. A pesar de lo que digan, todos los negocios y campañas tienen a un supervisor en el departamento de llamadas.
  • No cuelgues a la mitad de la llamada sin dar ninguna explicación. Lo único que esto logrará es que te vuelvan a llamar, argumentando que “perdieron la conexión”. Si no les contestas, seguirán llamando.
  • No dejes que el asesor te vuelva a llamar de nuevo/otro día. Cualquier cosa que no sea un rotundo “No”, será interpretado como una oportunidad para volver a llamarte. Cuando dices “Este no es un buen momento”, lo que el asesor escucha es “Mejor llámame después”. Cuando dices “Lo siento, ahora no tengo tiempo para hablar”, lo que el asesor escucha es “Te compraré lo que vendes otro día”.

Los asesores telefónicos tienen un guión escrito que les explica cómo responder a cada una de las objeciones que puedes poner, así que entre menos platiques con ellos, es mucho mejor. Además, si deseas conocer otros métodos para evitar llamadas publicitarias, aquí te damos más recomendaciones: http://www.quienhabla.mx/article/como-evitar-llamadas-publicitarias.

Son muy pocas las ocasiones en las que los productos o servicios que se ofrecen en estas llamadas de verdad nos interesan, por lo que la mayoría del tiempo el telemarketing nos roba minutos y energía que podríamos utilizar en otras actividades. Así que la próxima vez que te encuentres en esa incómoda y persistente situación, sigue los consejos anteriores para que te libres del telemarketing de una vez por todas.