5 tipos de extorsión telefónica

Creado por Brigitte Aranda


Creado el día Septiembre 16, 2015.


En estos tiempos en que el acceso a un teléfono fijo, celular o público es muy fácil, uno de los tipos más comunes de fraudes es la extorsión telefónica.

El problema de estas llamadas es que tienden a presionar o distraer a quien las contesta para que proporcione datos personales y los estafadores puedan chantajearlo con esa misma información, al punto de ser intimidado y obligado a salir de su casa, depositar grandes sumas de dinero a cuentas bancarias, comprar tarjetas de telefonía celular y, lo más lamentable, vivir con el miedo de que algo pueda sucederle a su familia o personas cercanas.

Es por ello que a continuación se explican los principales tipos de extorsión telefónica:

  1. La persona que llama te pregunta tus datos (nombre, teléfono y dirección) o afirma que los conoce. Si ellos te dicen tus propios datos, es probable que los hayan extraído del directorio telefónico, alguna lista o página de internet en donde te hayas registrado, así que en realidad no saben quién eres. A continuación te amenazan diciendo que te tienen vigilado a ti o a tu familia, que saben cuáles son tus horarios y que tienes que depositar alguna cantidad de dinero a su cuenta bancaria para que no te hagan daño.
  2. Una persona afirma ser pariente tuyo, generalmente dice que es alguien a quien hace mucho no ves, y que necesita que le envíes dinero porque fue detenido durante un viaje. El extorsionador te dirá que le deposites dinero para que puedan liberarlo. Lo importante en este caso, es preguntar primero el nombre del supuesto pariente que llama y no preguntar “¿Eres tú, Daniel?”, pues usarán ese nombre para engañarlo.
  3. Otro caso relacionado con familiares se da cuando recibes la llamada de una persona que llora y dice que alguno de tus familiares acaba de morir, por lo que quiere hablar con tus padres y te pide su información personal. En este caso, también es importante preguntar el nombre de quién habla, colgar inmediatamente y verificar con sus parientes que todo esté bien, en vez de seguir hablando con el extorsionador.
  4. Alguien llama de parte de alguna tienda o institución y afirman que has ganado un gran premio, pero primero debes de depositarles una suma de dinero para que te puedan dar el premio. Te dicen que al depositar, ellos volverán a llamarte para explicar cómo entregarán el premio. Es fácil librarse de este tipo de extorsiones, ya que ninguna empresa debe cobrarte por recibir un premio.
  5. Otro tipo de extorsión se da cuando personas como niños, trabajadores domésticos o adultos mayores contestan el teléfono y dan información que deberían de guardar, como “Mi papá se fue a trabajar”, “Ahora sólo estoy yo con los niños” o “Mis jefes se fueron de viaje un mes”. Hay que tener cuidado con estas respuestas, ya que los extorsionadores no solo pueden obligarte a que les entregues dinero sino que pueden ir a tu casa y perpetrar algún delito.

Recuerda que aunque este tipo de llamadas trate de intimidarnos o preocuparnos, lo mejor es nunca dar datos personales, no depositar en cuentas bancarias ni seguir sus instrucciones y, finalmente, es recomendable colgar el teléfono y no volver a contestar si llaman de nuevo.